Los láseres tienen una amplia gama de aplicaciones en la medicina y se pueden utilizar para mejorar la cicatrización de heridas, ayudar en la regeneración nerviosa y aliviar el dolor articular, así como estimular el crecimiento del cabello.

La terapia con láser de bajo nivel (TLBI), también conocida como fotobiomodulación (FBM) o terapia con láser frío (TLF) es un innovador método de tratamiento que se puede usar solo o junto con otros métodos de restauración del cabello.

Terapia láser de bajo nivel 2

¿Cómo funciona la terapia láser de bajo nivel?

Los científicos aún no establecen los principios exactos de la TLBI, pero se cree que puede estimular el crecimiento del cabello de varias maneras. En primer lugar, se cree que la exposición al láser estimula la circulación sanguínea, la oxigenación y el suministro de nutrientes al cuero cabelludo, lo que vigoriza y estimula el cuero cabelludo y crea mejores condiciones en las que el cabello puede crecer. Al mismo tiempo, la exposición al láser puede ayudar a reducir la inflamación: algo que potencialmente puede agravar la caída del cabello. También se cree que los láseres estimulan la actividad celular y promueven la regeneración de tejidos.

En cuanto a sus efectos sobre el ciclo de crecimiento del cabello, se cree que la TLBI puede alentar al cabello a pasar a la fase de crecimiento, además de prolongar el ciclo de crecimiento y evitar que el cabello se mueva prematuramente a la fase de “reposo” de este ciclo.

Al aplicar láseres de bajo nivel, existen muchos parámetros diferentes que pueden tener un impacto en los resultados. Estos incluyen la longitud de onda, el diámetro del rayo, la irradiancia, la densidad de potencia y el pulso, además del número de diodos láser por dispositivo y la distancia entre la fuente y el objetivo. La duración de cada sesión y el número y frecuencia de las sesiones también influirán. No existe una combinación “óptima” de parámetros universalmente aceptada, y los resultados variarán según la combinación de parámetros y la situación individual de cada paciente.

Terapia láser de bajo nivel 3

¿Cómo se aplica la TLBI?

La TLBI se puede aplicar a través de peines láser o cascos láser. Existen diferentes electrodomésticos disponibles, algunos de los cuales son aptos para uso doméstico y otros que solo pueden usarse bajo la supervisión de profesionales. Normalmente es necesario someterse a una serie de sesiones durante un período de tiempo prolongado, y la mayoría de los pacientes comienzan a ver una diferencia entre las semanas 12 y 14 después de iniciar el tratamiento.

Los resultados tienden a variar de un paciente a otro, y los mejores resultados se observan en pacientes que aún se encuentran en las primeras etapas de la caída del cabello. Es poco probable que la TLBI pueda ayudar a quienes ya son completamente calvos.

Las ventajas de la terapia láser de bajo nivel

Algunas de las ventajas más prácticas de la TLBI son el hecho de que es un método de tratamiento indoloro y mínimamente invasivo que no implica administrar un anestésico ni tomar ningún otro tipo de medicación. Esto significa que es poco probable que la TLBI ocasione efectos secundarios significativos y, en particular, no los asociados con los métodos de tratamiento farmacéutico.

Además, la inversión de tiempo por sesión no es muy grande, con sesiones individuales que duran alrededor de media hora. Sin embargo, las sesiones deben repetirse con una frecuencia razonable para garantizar los mejores resultados.

Terapia láser de bajo nivel 4

¿Los inconvenientes de la terapia láser de bajo nivel?

Aunque la exposición al láser puede traer beneficios para el cuero cabelludo y la condición del cabello, puede potencialmente causar daño a los ojos, que es algo que se manejará y evitará en una clínica de renombre. La exposición al láser también puede provocar el riesgo de estimular lesiones y crecimientos malignos preexistentes, y no se recomienda en estos casos. Tampoco debe usarse en pacientes que toman medicamentos que conducen a una mayor fotosensibilidad.

En algunos casos, la TLBI se ha relacionado con dolores de cabeza o irritación leve de la piel, como enrojecimiento y picazón, aunque es probable que estos efectos secundarios no sean significativos. Quizás el mayor inconveniente de la TLBI es que implica un alto nivel de compromiso en el sentido de realizar múltiples sesiones durante un período de tiempo prolongado.

Al igual que con otros métodos no quirúrgicos para mitigar la caída del cabello, se obtendrán los mejores resultados mientras los pacientes continúen el tratamiento.

TLBI y la pérdida del cabello, otros Tratamientos

Al igual que otros métodos de tratamiento no quirúrgicos como PRP y mesoterapia, la TLBI se puede utilizar como un tratamiento independiente o en combinación con otros medios quirúrgicos y no quirúrgicos para combatir la pérdida de cabello. Se cree que cuando se utiliza después de un trasplante de cabello, la TLBI puede ser útil para ayudar al proceso de curación, aumentar la viabilidad del injerto y fomentar el crecimiento temprano del injerto.

TLBI en SHIFT

La TLBI es parte de la gran gama de métodos de tratamiento que SHIFT se enorgullece de ofrecer a sus pacientes. SHIFT utiliza un dispositivo Derma650TM que se basa en un sistema de láser frío patentado, que utiliza un láser médico con una potencia de salida de 5 mW y una longitud de onda de 650 nm. La adopción de la tecnología láser por parte de SHIFT es solo un ejemplo más de su compromiso por adoptar tecnología de punta y adoptar un enfoque multifacético para lograr los mejores resultados para los pacientes.

SHIFT siempre ha estado a la vanguardia mundial de los desarrollos en el trasplante de cabello, y los pacientes en manos de su equipo experimentado pueden sentirse seguros de que conseguirán resultados óptimos en un entorno cómodo y seguro.

Terapia láser de bajo nivel 5